Una altra pagesia, un altre sistema alimentari, un altre territori

Publicado el 1 de marzo de 2024, 9:59

[Versiones en català y castellano]

Crida per Pujalt, 25 de febrer de 2024

Temps estimat de lectura: 5 minuts

 

 

UNA ALTRA PAGESIA, UN ALTRE SISTEMA ALIMENTARI, UN ALTRE TERRITORI

Crida per Pujalt, 25 de febrer de 2024

 

A l’artesania alimentària, a la gent de poble i a la ciutadania que voleu un altre sistema alimentari i un altre territori. A les persones que lluiteu per la sobirania alimentària, que militeu en l’agroecologia, que defenseu la terra dels macroprojectes. A la gent del consum organitzat i del petit comerç ecològic i de proximitat.

 

Les darreres setmanes, han sorgit unes mobilitzacions agràries iniciades a partir de grups de whatsapp de procedència dubtosa, reivindicats per persones de l’extrema dreta espanyola i que partien d’un manifest molt regressiu. Tot i això, a Catalunya, hi ha hagut molta diversitat territorial i bona part d’aquests grups se n’han desmarcat per passar a denominar-se Plataforma Pagesa.

 

Des del dia 6 de febrer, els sindicats i les organitzacions agràries s’han vist arrossegades a participar dins d’aquest moviment que volia desbordar-les. Això suposa cert risc d’instrumentalització i, a la vegada, un reforç del discurs corporativista i de sector (tots a una), que amaga les raons i conflictes de fons de la crisi que arrosseguem.

 

Respectem i felicitem a les persones que defensen aquest àmbit de lluita però pensem que ni l’anàlisi, ni les propostes, ni les formes, no són prou encertades, especialment en alguns territoris. I que sovint van més en la línia de mantenir el sistema que ens ha portat aquí, que no pas a transformar-lo.

 

Si la situació és tan greu; si allò que està en joc és la desaparició de la nostra forma de viure, d’alimentar-nos i de poblar el país; si això passa en un moment d’incertesa energètica, hídrica i climàtica; si passa dins de processos accelerats de tecnificació, de digitalització, d’artificialització del menjar i de concentració de la propietat, que ens van fent fora; si tot això està passant, cal que les protestes no es dirigeixin a mantenir aquesta agricultura industrial, empresarial, dependent de tecnología, de combustibles fòssils, d’agroquímics, d’exportadors i de subvencions.

 

Som on som perquè la pagesia és una figura a abatre dins del capitalisme alimentari. A través de l’acció de l’administració, ens estan portant cap a un funcionament empresarial i altament competitiu, que ens ha reduït en nombre i que ens acabarà arruïnant davant els capitals globals. Estem acceptant que som una industria o un sector econòmic més i ja ens tracten com això: colgant-nos de controls i burocràcia.

 

Ja estem molt a prop de que la pagesia, com a forma d’estructura social al món rural, desaparegui i que part del país sigui adquirit per fons d’inversió. I per això, és el moment d’una resposta en la direcció correcta, que no es limiti a fer un llistat de demandes tutelades per “tècnics” i a entregar-les a l'administració. Ni a participar en escenificacions sindicals.

 

És hora d’aixecar-se i no d’asseure’s. És hora de debatre i no de concloure. En definitiva, és hora de construir un espai d’acció i de reflexió, en moviment, i amb l’obertura necessària pels canvis que necessitem. Tot:

 

per una pagesia de petita escala, local, autònoma, nombrosa, respectuosa amb la terra i amb el medi, que produeixi aliments de qualitat per a les poblacions properes. I amb estatut propi i diferenciat de l’agroindustria.

per un sistema alimentari basat en la sobirania alimentària, en l’agroecologia i en la proximitat. I accessible per a tothom.

i per una terra sense macroprojectes ni especulació.

 

Si penseu que cal donar aquest rumb al moment actual, us convoquem una assemblea pagesa i ciutadana, el pròxim 25 de febrer a Pujalt, a l’Anoia. Adreçada a tothom qui vulgui debatre una proposta en aquest sentit i que inclogui la perspectiva de la desobediència i de la construcció d’alternatives.

Inscriviu-vos perquè puguem garantir un aforament adequat:

https://my.liberaforms.org/assemblea-25-de-febrer

 

Assemblea Pagesa de Catalunya

 

OTRO CAMPESINADO, OTRO SISTEMA ALIMENTARIO, OTRO TERRITORIO

Llamamiento por Pujalt, 25 de febrero de 2024

 

A la artesanía alimentaria, a la gente de pueblo y a la ciudadanía que deseáis otro sistema alimentario y otro territorio. A las personas que lucháis por la soberanía alimenticia, que militáis en la agroecología, que defendéis la tierra de los macroproyectos. A la gente del consumo organizado y del pequeño comercio ecológico y de proximidad.

 

Las últimas semanas, han surgido unas movilizaciones agrarias iniciadas a partir de grupos de Whatsapp de procedencia dudosa, reivindicados por persones de la extrema derecha española y que partían de un manifiesto muy regresivo. A pesar de ello, en Cataluña ha habido mucha diversidad territorial y buena parte de estos grupos se han desmarcado para pasar a denominarse «Plataforma Pagesa».

 

Desde el día 6 de febrero, los sindicatos y las organizaciones agrarias se han visto empujadas a participar en este movimiento que pretendía desbordarlas. Esto supone que haya un cierto riesgo de instrumentalización y, a la vez, un refuerzo del discurso corporativista y de sector ("todos a una"), que amaga les razones y conflictos de fondo de la crisis que sufrimos.

 

Respetamos y felicitamos a las persones que defienden este tipo de lucha pero pensamos que ni el análisis ni las propuestas ni las formas no son las más acertadas, especialmente en algunos territorios. En la mayoría de los casos están en la línea de mantener el sistema que nos ha traído hasta aquí, sin intención de transformarlo.

 

Si la situación es tan grave; si lo que está en juego es la desaparición de nuestra forma de vida, alimentación i de poblamiento del país; si esto pasa en un momento de incertidumbre energética, hídrica i climática; si pasa dentro de procesos acelerados de tecnificación, de digitalización, de artificialización de la comida y de concentración de la propiedad, porque nos están expulsando; si todo esto está pasando, es necesario que las protestas no se dirijan a mantener esta agricultura industrial, empresarial, dependiente de la tecnología, de los combustibles fósiles, de agroquímicos, de exportadores y de subvenciones.

 

Estamos donde estamos porque el campesinado es una figura a abatir dentro del capitalismo alimentario. A través de la actuación de las administraciones, nos están llevando hacia la gestión empresarial altamente competitiva, que reduce el número de productores y nos acabará arruinando frente al capital global. Estamos aceptando que somos una industria o un sector económico más i ya nos tratan de esta forma: sometidos a controles y burocracia.

 

Estamos a punto de vivir la desaparición del campesinado como forma de estructura social del mundo rural, para que una buena parte del país sea adquirido per fondos de inversión. Por esta razón, ha llegado el momento de ofrecer una respuesta encaminada en la dirección correcta, que no se limite a hacer una lista de demandas tuteladas por “técnicos” para que las entreguen a la administración. Tampoco se trata de participar en escenificaciones sindicales.

 

Es hora de levantarse, no de sentarse. Es hora de debatir, no de concluir. En definitiva, es hora de construir un espacio de acción y de reflexión, en movimiento, de estar abiertos a los cambios necesarios que necesitamos. Todo:

– por un campesinado de pequeña escala, local, autónomo, numeroso, respetuoso con la tierra y con el medio, que produzca alimentos de calidad para las poblaciones cercanas. Y con un estatuto propio y diferenciado de la agroindustria.

– por un sistema alimentario basado en la soberanía alimentaria, en la agroecología y en la proximidad. Y al alcance de todos.

– y por una tierra sin macroproyectos ni especulación.

 

Si pensáis que es necesaria esta orientación en el momento actual, os convocamos a una asamblea campesina y ciudadana el próximo 25 de febrero en Pujalt, en l’Anoia. Dirigida a todos aquellos que quieran debatir una propuesta en este sentido y que incluya la perspectiva de la desobediencia y de la construcción de alternativas.

Es necesaria la inscripción para que podamos garantizar un aforo adecuado: https://my.liberaforms.org/assemblea-25-de-febrer

 

Asamblea Pagesa de Catalunya

Añadir comentario

Comentarios

Ignacio
hace un mes

Me desconcierta la afirmación "estamos donde estamos porque el campesinado es una figura a abatir dentro del capitalismo alimentario". Es mucho más cierto que el campesinado es una figura a abatir por el Estado o élites estatales. Las grandes empresas del agronegocio son meros instrumentos del Estado, y sin el apoyo del ente estatal, poco o nada podrían hacer contra el campesinado. El capitalismo alimentario no duraría ni un telediario si no fuera por las millonarias subvenciones regionales, estatales y europeas, y el trato de favor y protección de todas esas administraciones. Entiendo que quizá he entendido mal, o la frase está mal redactada.

Antonio Hidalgo Diego
hace un mes

Gracias por tu comentario, Ignacio. Hemos copiado tal cual el manifiesto de la Assemblea de Pagesos en catalán y la traducción al castellano es bastante literal, así que no creo que haya error. El contenido de este o de cualquier texto no tiene porqué representar el pensamiento de la revista, sino el de sus autores. Los redactores decidimos publicar la "crida" en Virtud y Revolución porque contiene muchos elementos positivos y, al mismo tiempo, es un discurso diferente e integral. Un saludo

Ignacio
hace un mes

Antonio, coincido en los muchos aspectos positivos del manifiesto, y gran parte de su análisis. Los acontecimientos políticos son tan complejos, que es difícil coincidir en todos los puntos. Me alegra esa apuesta por la desobediencia, y aún más me alegra ver que ya no se nombran esas antiguas reivindicaciones de más subvenciones y más políticas institucionales, y sí se nombra la desobediencia y lucha popular. Un saludo.